AQUEL TROVAR‎ > ‎AGENDA‎ > ‎

29 DE ABRIL DE 2017

CASPE (ZARAGOZA)

29 DE ABRIL DE 2017

20:30

COLEGIATA DE SANTA MARÍA LA MAYOR


RECUERDE EL ALMA DORMIDA
Canciones de la Europa renacentista



Greensleeves instrumental Anónimo

Ah Robin, gentle Robin de William Cornysh (1465-1523)

Galliard de Orlando Gibbons (1583-1625)

Beau le cristal de Orlando di Lasso (1532-1594)

Hör an mein klag de Heinrich Isaac (1450-1517)

Españoleta y Cascarda de Fabritio Caroso (1535-1605)

Fammi una gratia amore de Heinrich Isaac (1450-1517)

Contrapasso nuovo de Fabritio Caroso (1535-1605)

Tant que vivray de Claudin de Sermisy (1490-1562)

Gallarda de Janos Bakfark (1507-1576)

Modlitwa, gdy dziatki spać idą de Waclaw Szamotul (1520-1560)

Tourdion de Adrien Le Roy (1520-1698)

Recuerde el alma dormida de Luis Venegas de Henestrosa (1510-1570)

Rugier qual sempre fui de Enríquez de Valderrábano (1500-1557)

Tu gitana que adevinas Anónimo





AQUEL TROVAR

Delia Agúndez, canto

Antonio Torralba, flautas

José Ignacio Fernández, guitarra y bandurria renacentistas

Daniel Sáez Conde, rabel bajo





La eclosión de los “studia humanitatis”, que marca la esencia del período que llamamos Renacimiento (ss. XV y XVI), propicia una valoración de todas las dimensiones del ser humano y sus rasgos más vitales (¡la celebración de la vida!), pero también una profundización en la meditación filosófica y una nueva manera (¿más humana?) de considerar el hecho religioso y la transcendencia.

El universo infinito de la canción renacentista europea no es ajeno a esos frutos de la razón que brotan del espíritu humano cuando toma conciencia de sí mismo.

El programa que presentamos se centra en la música instrumental y vocal del Renacimiento. Como atestiguan los documentos conservados, durante este periodo se da un ir y venir de músicos entre los distintos países europeos. Los libros españoles de música para vihuela están llenos de aires provenientes de otros lugares; y algo similar ocurre con los libros de laúd o tecla de países de nuestro entorno. Este ambiente de intercambio propició que, junto con las singularidades propias de cada país, aparecieran similitudes asombrosas en las formas profanas de todos los países: frottola italiana, lied polifónico alemán, villancico español, chanson francesa, ayre inglés, madrigal…. Poder escuchar en un mismo programa un romance español, una nana polaca, danzas como el Contrapasso, la Españoleta o una Gallarda, nos permite poner de manifiesto el hecho de que el Renacimiento fue en buena medida un estilo internacional; y constituye un auténtico deleite rastrear los acentos nacionales que personalizan las canciones de cada lugar. Junto a un fresco y sencillo estilo homofónico, algunas piezas muestran un uso del contrapunto lleno de delicadeza y arte expresivo.

El programa nos propone un viaje por las lenguas y ritmos de nueve países de la vieja Europa. Para la interpretación de estas músicas hemos buscado tímbricas poco conocidas hoy, como las que nos ofrecen el rabel bajo, la guitarra renacentista, la bandurria y diversas flautas, instrumentos todos ellos basados en los ejemplares conservados y otras fuentes.








Comments